La crisis: sospechas y teorías

fin-de-crisis

Son tantos ya los casos de mangoneo en este país que mi sentido común ha decidido independizarse de mis otros sentidos y se ha tomado un prudente distanciamiento, como un novio que pide tiempo para analizar y pensar la relación. No ha tardado mucho en regresar y aquí lo tengo, acosándome con teorías y sospechas, a la espera de que despierte -según me dice- y vuelva a ser la persona fría que era antes.

Una de sus sospechas es que los adictos al pillaje, amigos del dinero rápido, fácil y ajeno, en realidad están haciendo su trabajo. Son intermediarios y, como tales, se llevan un pequeño pellizco del “beneficio” que genera cualquier operación monetaria. Habría que calcular cuál ha sido el beneficio que los pagadores de los políticos han obtenido y a cambio de qué. Una teoría que me propone mi sentido común es que los casos de corrupción, torpes y chapuceros, a lo mejor son una distracción. Se trataría de entregar como culpables a incautos y mediocres que en realidad han robado poco dinero, en comparación con los 80.000 millones que -según los técnicos de Hacienda- están de vacaciones fiscales en los paraísos. Mientras públicamente se crucifica a cuatro pillos de poca monta, Inditex, Repsol, Telefónica y los etcéteras del Ibex 35, están a salvo de la ira de la ciudadanía, también estafada por éstos últimos con el beneplácito de aquéllos.

Otra sospecha es que, en la era global, los chorizos nacionales recogen las migajas que se escurren de las redes del Gran Hermano Financiero. La calderilla de Bárcenas, Urdangarín y la dilatada ristra de presuntos rateros, me han tenido distraída de los verdaderos culpables de mi súbita pobreza. El rescate a la banca, los chantajes de la prima de riesgo y las privatizaciones de servicios públicos son realmente lo preocupante, ya que me han robado a mí, a mis hijas, a mis nietos y a mis bisnietos. Han sido mis representantes en el parlamento quienes se han ocupado de firmar una hipoteca preferente a 100 años sobre la mismísima Constitución.

Mi sentido común me ha susurrado al oído la triste balada del liberalismo, encarnado en el FMI y en los EE.UU., hipotecando a Chile, Argentina, Bolivia, Ecuador y prácticamente a todo el continente sudamericano con el timo de la deuda externa. A mediados del siglo pasado, éramos jóvenes y mirábamos a Sudamérica como un Tercer Mundo lejano y a los EE.UU. como modernos misioneros que quitaban gobiernos diabólicos y ponían en su lugar a ejemplares militares con los que las multinacionales pactaban la compra a precio de saldo de sus riquezas naturales a cambio de riquezas materiales y personales. Hoy le ha tocado a Europa. El FMI y la banda de los mercados han corregido las coordenadas de tiro y apuntan con la deuda a Europa.

Casualidad o no, mi sentido común tiene la teoría de que los resultados electorales en Sudamérica, con el triunfo de gobiernos de izquierda (dictatoriales y populistas, según los neoliberales), han tenido que ver con el cambio de víctima. Estos gobiernos han puesto coto a los expoliadores, le han dado la vuelta a la deuda externa y han reclamado la devolución de sus riquezas malvendidas a los mercados. Los mercados han sufrido grandes pérdidas y están saneando sus cuentas de resultados a costa de Europa.

No han hecho falta golpes de estado militares: nuestros civilizados y demócratas políticos se han prestado graciosamente al juego del casino financiero a cambio de las propinas, dejando para los rateros de poca monta la calderilla de la intermediación. El gran robo lo han perpetrado con calzador, por la espalda y, encima, con el consentimiento de un pueblo entregado a creerse todo lo que vocean los medios de manipulación y los comparecientes en ruedas de prensa cada vez más bananeras y mediocres.

Alguien dijo que, para robar a gusto, lo más cómodo y efectivo era montar un banco.

Anuncios

10 comentarios el “La crisis: sospechas y teorías

  1. Anónimo del 29 dice:

    Acepto que lo que se hizo antes del 2008 estaba mal… pero lo que se está haciendo ahora es insostenible y está por encima de nuestras posibilidades

    Me gusta

  2. erny14 dice:

    Me parece una chorrada espectacular.

    La verdad es que en España se nos ha ido la olla y nos hemos montado una sociedad impagable, sobre todo porque nadie quiere contribuir pagando impuestos.

    Y ahora es muy fácil echarle la culpa a todo lo que se menea, Merkel, el FMI, los mercados, etc. Y nosotros los españoles, es que no tenemos culpa !!!!!
    No hemos aprendido nada después de 5 años de crisis

    Si queremos salir de esta echándole la culpa a los de fuera, no saldremos nunca.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Lleva usted razón. En España se nos ha ido la olla y hemos conseguido que el BCE, el FMI y todo eso que se llama misteriosamente “los mercados” no hayan tenido más remedio que arruinar y estafar, por nuestra culpa, a italianos, portugueses, griegos, irlandeses… y los mismísimos EE.UU. De Guindos dijo hace años que la burbuja del ladrillo no se podía pinchar (hoy lo vuelve a repetir como haciéndole un favor a Zapatero). ¿Sabrá este hombre de lo que habla, que trabajaba en Lehman Brothers cuando se inició la estafa global por activos tóxicos relacionados con el ladrillo? Cada cual es libre de creerse lo que quiera.

      Me gusta

    • No es crisis, es una gran estafa. dice:

      Se nota que los medios de desinformación han hecho “bien su trabajo”… Alguien más que se ha tragado la falacia, repetida como una letanía, que afirma que la mayoría de esta país ha vivido a lo grande, sin cuestionarse la verdadera raíz de todo lo que está pasando.
      Sólo decirle, erny14, que todas esas grandes empresas del Ibex 35 siguen ganando dinero a espuertas aún en los tiempos en los que estamos inmersos y que los 39.000 millones de euros resultantes de los salvajes recortes en el estado del bienestar irán a parar al pago de los intereses de la deuda pública, o sea, que dinero hay, sólo que nos lo están robando a la mayoría para dárselo a una minoría, que cada vez es más y más rica.
      También le incluyo un link, que desmonta con datos la mentira de que en este país se ha vivido por encima de sus posibilidades. Está escrito por Vicenç Navarro, catedrático de Ciencias políticas y Sociales en la Pompeu Fabra y profesor de Políticas públicas en la John Hopkins University de Baltimore. Espero que le aporte otra perspectiva.
      http://www.vnavarro.org/?p=8584

      Saludos

      Me gusta

  3. esparve dice:

    No sobra una coma, cierto es que los chorizos recogen las migajas del Gran Hermano financiero, cierto que el saqueo se ha desplazado de continente y ahora ataca con furor a la vieja Europa, cierto que hay una gran indignidad en los políticos nacionales y europeos al consentir la gran prevaricación que supone dejar que siga funcionando ese alimentador de la banca que es el BCE. Se impone una reflexión por parte de la ciudadanía para cambiar el rumbo,si no es así nos espera el siglo XIX.

    Me gusta

  4. cesar antonio dice:

    madre mia cuanta razón tiene apalabrado

    Me gusta

  5. antargon dice:

    Tienes toda la razón.Pero yo te propongo,Que tu como sabedor y con capacidad de exponer los problemas que tenemos la sociedad, que unamos fuerzas y pacíficamente salgamos a la calle, para darle un vuelco a este sistema y quitar a esta pandilla de explotadores y políticos que apoyan a los explotadores y corruptos. Y DECIRLES VASTA YA.

    Me gusta

    • cesar antonio dice:

      muy bien;somos suficientes y seguro existen medios para tumbar a estos corruptos y engañosos mandatarios,QUE SEPAN QUE EL DINERO ES UNA RAZON SOCIAL,NO PARA QUE VAYA A PARAR A LAS ALFORJAS DE UNOS CUANTOS GOBERNANTES

      Me gusta

    • Naiden dice:

      En mi pueblo solo se sale para las procesiones, los besamanos y los besapies, y al final nos convertimos es besaculos amaestrados de la politica.

      Me gusta

  6. madamebovary dice:

    ¡Chapeau!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.