Albert Rivera: primer año como presidente del gobierno

Presidente-Rivera

12–10–2021. Madrid. Verónica Barcina, enviada especial.
  • Al cumplirse el primer año de Albert Rivera como presidente del gobierno, el líder de Ciudadanos nos concede esta entrevista en exclusiva.

  • Como se recordará, en las pasadas elecciones de Agosto de 2020, Ciudadanos logró ser la lista más votada y su candidato fue investido en primera sesión con el apoyo de Partido Popular y PSOE y la abstención de los nacionalistas vascos y catalanes.

—¿Satisfecho con este primer año de legislatura?

Lo de menos es mi satisfacción personal. Lo importante es que los españoles están satisfechos, como muestran a diario casi todos los medios de comunicación en portadas, editoriales, columnas de opinión y, sobre todo, en las encuestas independientes que encargan. En ese sentido, sí, se puede decir que estoy satisfecho.

—Sin embargo, son muchos los colectivos sociales que protestan en las calles y en las redes sociales: pensionistas, médicos, profesorado…

Es inevitable que haya algún descontento. Tenga usted en cuenta que han sido muchos años de adoctrinamiento social promovido por sindicalistas y comunistas radicales ante la tibieza o inacción de los anteriores gobiernos socialistas y populares. España es un país grande y libre que poco a poco va comprendiendo que con nosotros será de nuevo dueño de su destino universal.

—Su gobierno ha reducido un 8% las pensiones y está privatizando la sanidad y la educación pública.

Mire: dicho así suena muy fuerte. Llevamos un año en el gobierno y no nos ha quedado más remedio que actuar de esta manera condicionados por la herencia recibida de los gobiernos anteriores. Cuando llegamos al poder, no éramos plenamente conscientes del enorme lastre que supone para un país el sector público y los servicios sociales. Realmente no nos ha quedado más remedio que hacer lo que hemos hecho y estamos estudiando una segunda fase en la que potenciaremos la colaboración público privada que tan buenos resultados ha dado en EEUU e Inglaterra para mantener servicios públicos sostenibles.

—¿Significa eso que habrá más privatizaciones y nuevos recortes en las prestaciones?

No son privatizaciones, sino concesiones administrativas dentro del marco público privado que acabo de mencionar. En cuanto a los recortes, si usted quiere llamarlos así… pero no son recortes, sino una adecuación de las prestaciones y subsidios a la realidad. Tal y como estaba planteado antes, se situaba en el ámbito de lo irreal y nosotros lo hemos corregido. Quienes se quejan deben hacerlo ante los responsables de que hayamos llegado a esta situación: los gobiernos del PP y del PSOE que han gobernado durante cuarenta años fuera de toda realidad.

—Hablando de herencias recibidas, una de las primeras medidas de su gobierno fue derogar la Ley de Memoria Histórica. ¿Qué tiene que decir al respecto?

Esa Ley nunca debió aprobarse, ni siquiera plantearse. Hasta que Zapatero la planteó, nadie en este país se sentía mal por unos muertos producidos hace ochenta años en un conflicto civil en el que los dos bandos fueron igual de responsables, igual de culpables. No hacía falta remover el pasado para volver a enfrentar a los españoles. Después, durante dos legislaturas, el señor Rajoy tampoco tuvo el valor de hacer lo que nosotros hemos hecho, buscando siempre la unidad de los españoles.

—Esa actitud equidistante, ¿a cuántos votantes de extrema derecha ha atraído hacia su partido?

No son cosas que se puedan medir, porque el voto es secreto. Además, pienso que los votantes de extrema derecha nunca votarían a un partido de centro como el nuestro.

—Sin embargo, son muchas las voces, incluida la prensa extranjera, que los sitúan en la extrema derecha después de que ustedes hayan defendido el 155 en Cataluña, se hayan posicionado con la monarquía o hayan cargado contra todo el que no hable español.

España es compleja. Mire: Todo parte de ETA y la situación padecida en las Vascongadas. Si en su momento se hubiera aplicado allí el 155, hasta sus últimas consecuencias si hubiera sido necesario, nada de lo que ha sucedido después hubiera tenido lugar. No podemos estar siempre bajo el chantaje de los indeseables independentistas radicales. En cuanto al Rey, hemos de aprovechar que ha traído a España el segundo periodo de estabilidad y de paz más largo del último siglo y eso hay que reconocerlo y apoyarlo a toda costa, han sido casi noventa años de paz y de progreso. Respecto a lo del idioma que usted mencionaba, no es relevante para el mercado de trabajo hablar catalán, vasco o gallego. Son lenguas que no generan riqueza y cuyo destino final es su desaparición no muy lejana. Los españoles deben tener claro que el futuro está en hablar inglés, alemán o chino, idomas que sí suponen un valor añadido a sus vidas profesionales.

—¿Cómo se lleva con los dos partidos que lo apoyaron en su investidura?

Están agradecidos. Sí, como lo oye. Tanto Pedro Sánchez como Rajoy, tras felicitarme, me han reconocido en privado que se sienten liberados después de cuarenta años de reproches mutuos que los han desgastado política y socialmente. El gran logro de Ciudadanos ha sido conseguir que la sociedad lo acepte como un partido renovador dentro de un orden. A fin de cuentas, hemos sabido refrescar las mismas políticas de socialistas y populares, darles un aire nuevo, más moderno y más acorde con las necesidades de quienes generan riqueza y crean empleo en este país. Ya ve usted cómo ha reaccionado la bolsa desde que ganamos las elecciones, con una subida continuada que está batiendo todos los registros históricos.

—Por último, ¿qué nos puede decir de los casos de corrupción que han saltado estando ustedes en el poder? Lo de la Secretaria de Estado, lo de las sedes de Ciutadans en Cataluña, lo del trato de favor a empresas de familiares de afiliados… ¿Es eso la regeneración que prometieron?

A todos nos puede salir algún caso aislado que, desde luego, la dirección del partido a nivel nacional, regional o provincial desconocía. No obstante, tengo que decirle que exigimos la presunción de inocencia y tenemos plena confianza en la actuación de la justicia. Muchos de esos casos que me nombra han salido de informaciones sin contrastar publicadas por medios que desde el minuto uno están en contra de Ciudadanos. Esperaremos a que se pronuncie la justicia para actuar en consecuencia. Hemos conseguido acabar con la corrupción del PP y con la del PSOE. No vamos a caer en sus mismos errores.

—Sin embargo, ustedes apoyaron a los gobiernos corruptos del PP en Madrid y del PSOE en Andalucía.

Mire, son cosas distintas. Estos partidos han sido corruptos desde hace cuarenta años y sus imputados se cuentan por cientos. No pretenda compararlo con los dos o tres casos que ha citado y que, insisto, son casos aislados creados por la prensa enemiga. Además, tenga en cuenta que si no hubiéramos apoyado a los gobiernos en Madrid y Andalucía la alternativa hubiera sido el gobierno de socialistas y comunistas radicales, y eso no lo íbamos a permitir de ninguna de las maneras.

—Bueno, presidente, muchas gracias por habernos atendido.

A usted. ¿De qué medio me ha dicho que es?

—De Apalabrado.

No lo conozco.

—Ya lo conocerá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Todos.

3 comentarios el “Albert Rivera: primer año como presidente del gobierno

  1. Past dice:

    Te ha salido una entrevista perfecta ,pero no te confíes. Rivera se ha mostrado bastante más moderado de lo que piensa ser si llega al Gobierno.

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Sólo he plasmado lo que se me ha permitido, lo que él considera que le beneficia. El resto me lo han recortado de la grabación dos agentes del CNI que ejercen de seguratas en Moncloa a las órdenes de Girauta.

      Me gusta

  2. artemisa66 dice:

    Reblogueó esto en Título del sitio.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.