El PP y el ruido de sables

VienenRojosA la amenaza velada, a la coacción discreta, al subrepticio chantaje y a la sigilosa intimidación, cuando se ejercen sobre el estado y la convivencia, se les llama ruido de sables. Es el recoveco donde se emboscan quienes no aceptan la democracia, quienes nunca creyeron en ella. El Partido Popular, apretando el cuello de España con psicótico afán, no admite que las gargantas busquen un hálito de aire, de vida, y se aparten de sus garras. Tras la adversidad electoral, el ruido de sables es su discurso.

La tradición española es rica en ruido de sables, en asonadas cuarteleras, golpes de estado o infundios orquestados para amedrentar al pueblo y ensalzar, por ejemplo, oprobiosas restauraciones. El PP no acepta su derrota porque la gestión y el despojo de lo público es la labor mejor retribuida, indemnizada y jubilada de España y no es fácil renunciar a ella. Toda derrota genera miedo cuando hay algo que temer y ese miedo acciona trituradoras de papel, formatea discos duros y pone los sables a dialogar, en estado de barahúnda social.

El idilio de la derecha española con los sables se remonta al golpe de estado del general Franco, golpe que no ha sido condenado por el ¿democrático? partido que gobierna. La Ley Mordaza, la protección de imputados (ahora “investigados”) o la prohibición de informar gráficamente al pueblo sobre dañinos delincuentes, son pequeños sablazos a la democracia del mismo PP que, en boca de sus líderes y cargos públicos destacados, ha empuñado la batuta para dirigir una sinfonía de sables como dios manda, como sólo ellos y ellas saben hacerlo.

El Partido Popular es hoy el partido más radical de España, una mafia predadora que amenaza con colocar zapatos de hormigón al país si no se cumplen sus caprichos. La reacción del espantajo Aguirre, de los portavoces, de los voceros y de la mismísima Vicepresidenta del Gobierno sigue el modelo del hampa haciendo correr la voz por todos sus medios en todos los barrios. ¡Que vienen los soviets y las huestes bolivarianas!” es el penoso y rancio grito que corean a las puertas de los cuarteles para remover a los acuartelados.

Por ahora, han sacado a cuatro fantoches borrachos de nostalgia con sus banderitas rojigualdas para rechazar las urnas y golpear a la prensa, culpable, según Rajoy, de lo que el pueblo ha votado. Han convertido un partido de fútbol, la válvula de escape social por excelencia, en un asunto de estado. Y a diario contemporizan con fanáticos como Losantos, Inda, Tertsch, Herrera o Marhuenda, que arengan miedo, odio y venganza como preludio a una partitura para sables y cornetas.

El radicalismo de extrema derecha, como las lagartijas, agita las colas que les han sido amputadas en los comicios para distraer la atención del enemigo. Ya no le vale, como a las serpientes, volver a cambiar de camisa pues todas las de su escueto armario son de color azul en distintas tonalidades. El daño a la ciudadanía española puede multiplicarse si consiguen su objetivo de amedrentar al desubicado PSOE para permanecer en el poder. Precisamente el PSOE justificó su giro hacia posiciones liberales moderadas con el ruido de sables que contrarrestaba la banda sonora de la libertad y la justicia durante la transición.

España es un extraño país donde la extrema derecha radical se ha hecho con el gobierno y azota con el látigo de la pobreza y la desigualdad a muchos de quienes la votan. Un país extravagante donde un partido socialista y republicano es sostén principal de un obsoleto régimen monárquico. Un grotesco país cuyo rey se desplaza a la vecina república para rendir homenaje a sus propios muertos republicanos, cosa imposible en las fosas y cunetas que laceran su reino. Un país estrafalario donde la salida de la cárcel de un torero homicida y una defraudadora tonadillera abren los telediarios mientras de fondo se escucha un pasodoble de ruido de sables.

18 comentarios el “El PP y el ruido de sables

  1. pika6 dice:

    “No importa a quién vote el pueblo, siempre nos votará a nosotros”

    Mayer Amschel Rothschild

    Me gusta

  2. 7 dice:

    Reblogueó esto en Raciozinando.

    Me gusta

  3. pika6 dice:

    Disculpa si soy pesado Verónica,no se si se puede hacer algo.No paro de constatar para mi estupor,que son legión.los currantes de a 800 al mes que votan PP,el Viernes 22 de Mayo,un dependiente que conozco desde hace años de una pequeña tienda de periódicos,me montó una de cuidado cuando le dije lo que pensaba de los partidos y de que habia votado Podemos.Ya no me saluda cuando voy a comprar lo que sea…me dijo que EL había votado PP.
    Se que tiene una hipoteca y una moto.Punto.
    Como es posible esto? Se sienten acaso como unos financieros de Wall Street,banqueros o empresarios de postín???
    Como es posible que tanta gente sin un duro piense que un partido que lleva unas políticas tan antisociales voten PP??
    Como explicar a los partidos de izquierda que les han ganado la partida de la información???
    Me quedo pasmado!!!…las ovejas,votando al lobo!!!…

    Me gusta

  4. […] mediática Vientos del pueblo El ciclo de vida de los partidos políticos y de sus integrantes  El PP y el ruido de sables Elecciones: Primer Round. Notas desde un año político Después del 24M Carta a Espe Paisaje […]

    Le gusta a 1 persona

  5. Araceli Cantero Rivas dice:

    Como siempre, Verbarte, tu artículo: Para quitarse el sombrero. Qué impotencia saber que las voces de los más desfavorecidos no son escuchadas, a pesar de que, personas como tu, lo grite a los cuatro vientos, vientos que todavía no han conseguido desterrar a esa paloma azul. Enhorabuena y sigue escribiendo porque eres la voz de quienes sufrimos injusticias y no tenemos el don de manejar la pluma como tu lo haces. GRACIAS.

    Le gusta a 2 personas

  6. pika6 dice:

    ¡¡¡ M O N E D E R O !!!

    Me gusta

  7. icástico dice:

    Nos hay más España que esta, a las otras no las dejan vivir.

    Le gusta a 2 personas

  8. pika6 dice:

    Que brillante eres!!!

    Me gusta

  9. pika6 dice:

    No tengo palabras para decir que eres certera en todo esto que dices.
    Que miedo da vivir en un país como este donde la extrema derecha todavía gobierna.
    “Y los ángeles ígneos cayeron”…

    Le gusta a 1 persona

  10. yopsramon dice:

    Reblogueó esto en yopsramon.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.