El cuento de Ciudadanos

conejo

Nada por aquí… nada por allá… ¡Alehop! ¡Le voilà!

Inocentes, los ojos del público, clavados por la danza de las manos, no miraban la chistera, ni a la mesa que la sostenía, ni al mantel del que sobresalían las cuatro patas de madera que en el suelo reposaban. Los ojos querían conejo, blanco a ser posible, para que sus mentes paladearan. Y paladearon, salivando, un joven gazapo de suave pelo blanco, breves patas, rabicorto y de orejas altas. El mago no comprendía que un número tan antiguo como la propia magia arrancara tanto aplauso, tanto vítor y tanta moneda que hasta el escenario volaban.

En el teatro, decía uno que borracho andaba: “El conejo estaba en la chistera… un negro cartón lo tapaba”. Y quienes le rodeaban le ordenaron callar en nombre de la decencia, afeando y echándole a la cara la cogorza de la que hacían gala su cuerpo y sus palabras. “Yo vi que el sombrero se movía, vi como temblaba”, decía un niño a su madre encantada. Y le dijo la madre que era figuración suya, espejismo de alma cándida, y le mandó que callara. Todos querían conejo y el conejo allí estaba. Nadie quiso saber del cartón ni de la trampa. El mago, satisfecho, mostrando a todos el conejo, saludaba mientras su cuerpo, hacia delante, en grotesca reverencia doblaba.

El empresario teatral, ante el inusitado éxito del ajado número de añeja magia, sonreía y sus avaras manos frotaba. Volvía a triunfar cuando el patio de butacas no se llenaba y se lo llevaban los demonios cada noche al hacer caja. En tiempo récord paseó el conejo por tertulias de noche, tarde y mañana y su foto circuló como promesa de novedad por todos los pueblos y ciudades de España. Todo el mundo al conejo de birlibirloque entregó su esperanza, a unas gustó, a otros engatusó y muchos consideraron que bueno sería si le votaban, nada menos que para alcalde, consejero o presidente, sin tener en cuenta su naturaleza o su maña. La gente quería cambio y cambio se les daba, cambio de conejo, no de chistera, ni de mesa, ni de mantel, ni de teatro, cambio de conejo para que nada cambiara.

A otros magos vecinos el ilusionismo ya no les funcionaba: a quienes sacaron rosa roja de la manga, se les tornó sonrosada, amarillenta, lívida y finalmente pálida; y quienes dijeron sacar de un sedoso pañuelo una paloma blanca defraudaron al público con una gaviota azul, moderna águila bicéfala de su antecesor a imagen y semejanza. Parte del público estaba contento, encontró el conejo que buscaba; otra parte se entregaba al mago que no tenía mano izquierda ni derecha, sólo coleta y mangas remangadas; pero la gran mayoría en los decrépitos magos confiaba porque a gato por liebre estaba acostumbrada. Así pasaban los días y ninguno de los teatros del todo se llenaba. El empresario, satisfecho de su hazaña, sonreía contemplando la caída de la gaviota y el ascenso del conejo favorito de la banca. El truco había vuelto a funcionar, sus temores tocaban retirada, abandonadas la rosa y la gaviota, la coleta neutralizada, prósperas para su negocio veía las próximas quince o veinte temporadas.

La irrupción de Ciudadanos, hábil y copiosamente planificada, no es magia, ni hechizo ni taumaturgia mundana, sino un vulgar cambalache, un mero juego de manos, abracadabra, para satisfacer a quienes andan distraídos por la necesidad y la propaganda. Pronto volarán los conejos y las gaviotas serán vegetarianas, cuando compartan deseos, escaños y programas. Se verán círculos con espinas y las rosas serán moradas, todos ansiando el poder, sus cotas y cuotas más altas. El público sufrirá más desencanto, pero seguirá exigiendo al niño y al borracho mantener sus bocas calladas.

27 comentarios el “El cuento de Ciudadanos

  1. felix dice:

    Más de lo mismo.
    Mientras no pensemos, nada haremos.
    Robo y la golfería legitimados, disfrazados por la formación en escuelas de negocios, es decir especuladores con todo y tod@s

    Le gusta a 1 persona

  2. pika6 dice:

    Dejo un link con su permiso,que creo interesante.
    Este me sale mas corto…
    Salud y forza…

    http://blogs.publico.es/dominiopublico/13216/13216/

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      El encabezmiento del link subido por Pika6 es: “Me permito introducir un artículo que ayuda a entender un poco mas la dinámica en la que nos estamos adentrando en este inquietante siglo XXI
      Vicenç Navarro.”

      Salud

      Me gusta

  3. pika6 dice:

    El halitoso Inda y Don Marrano Montoro están dando saltos mortales por haberse cobrado semejante pieza.
    Las hienas y los chacales heredaran la tierra.
    Que asco de gentuza.

    Le gusta a 1 persona

  4. sidartavlc dice:

    Muy bien contado. Los ilusionistas siguen recogiendo el fruto de la incultura política sembrada durante décadas, pero todavía hay esperanza. La madre empieza a reconocer lo que ve su hijo y ya ve que el sombrero se mueve.
    Salud y Conciencia.

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Acostumbrados a que todo se decidía fuera de las urnas, el comentario de los abuelos durante las primeras elecciones democráticas –tras depositar el voto– solía ser “A ver a quién nos ponen ahora”. No iban descaminados.

      Salud

      Le gusta a 1 persona

  5. sidartavlc dice:

    Reblogueó esto en El mundo de los locos.

    Me gusta

  6. Juan dice:

    Era necesaria la división de la derecha. .

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      ¿Y la multiplicación de la izquierda? El PP sigue siendo el partido más votado a pesar del propio PP.

      Salud

      Me gusta

      • pika6 dice:

        Ya te dije que es por culpa de los fontaneros que son más negreros y de derechas que la Marie le Pen esa.
        Ya sabes,los “emprendedores” “autónomos” y buhoneros de “Once upon a time in America” que les vota para que les “ayuden”a no pagar impuestos,ni SS;esos que luego te dicen: “con IVA o sin IVA???
        Juego de tronos? Juego de golfos apandillados de antifaz…

        Le gusta a 2 personas

      • Juan dice:

        Más que la multiplicación de la izquierda habría que reclamar la presencia de una izquierda que no traicione sus principios ni gire a la derecha para sacar unos cuantos votos más. Resumiendo, me parece que, o bien somos menos, o bien nuestra estupidez necesita una urgente cura.

        El texto magnífico, como siempre. .

        Le gusta a 1 persona

  7. 7 dice:

    Reblogueó esto en Raciozinando.

    Me gusta

  8. icástico dice:

    Somos un pais de vendedores, y de compradores compulsivos.

    Le gusta a 1 persona

  9. pika6 dice:

    Cuando vas a publicar estas cosas en la prensa ibérica de bellota cinco jotas???
    Los desenmascaras tan bien que creo que se sentirían aterrorizados…
    Que tropa,la verdad es que no acabo de entender como hay tantísimos millones de idiotas de remate en este país de bellota…
    Sigo diciendo lo mismo que el gran Julio Anguita:sólo nosotros mísmos poseemos salvarnos.
    Pero entre tanto ignorante analfabeto integral y tanto fontanero y electricista, (salvando a los gremios)… que votan a los magos de la chistera y conejo para que les ayuden a pagar menos impuestos y que el despido del Ecuatoriano de turno les salga gratis total,los conejeros siguen administrando el cortijo y la plebe sigue pagando el pato.
    Gensanta,que tropa!!!…

    Le gusta a 2 personas

  10. Ytumas50 dice:

    País de cuentistas, palmeros y crédulos…

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Todos y todas votantes, oye.

      Salud

      Me gusta

      • pika6 dice:

        Ya están mucho más tranquilos en el PP, Podemos retrocede y banca y patronal dando saltos mortales.
        Por qué me da la sensación de que Pablo Iglesias es un pelin infantil???
        Mira que ir a regalarle al rey de 1,98 de alto el jueguecito de tronos de marras…mirándole a las alturas cuando le depositaba en las manos Reales semejante tocho de pelis para ilustrarle al monarca de que va la democracia…
        Que ridículo joe…!!!
        Ni contigo ni sin ti,tienen mis males remedio:::)

        Le gusta a 2 personas

      • Verbarte dice:

        Amargura es el menú del día en Génova desde que sus amos han decidido apostar por el nuevo partido para continuar al mando.

        Salud

        Le gusta a 1 persona

  11. Un truco demasiado viejo para ser creíble. Buen artículo.
    Un saludo.

    Le gusta a 2 personas

Los comentarios están cerrados.