La historia de la estafa se repite

walsh

Explorar la historia es un ejercicio imprescindible para comprender un presente totalmente falto de originalidad en su devenir. La historia se puede seguir a través de la literatura y el arte que algunas veces nos sorprenden con estampas o relatos ajenos y lejanos que nos hacen contemplar el presente como un calco del pasado.

El siguiente artículo es una adaptación del fragmento 6 de la “Carta abierta de un escritor a la Junta Militar”, escrita en la Argentina de 1977 por el periodista y escritor Rodolfo Walsh. He cambiado las palabras o frases marcadas en verde para evidenciar que la situación que vive actualmente el sur de Europa no es nueva, sino que obedece a la macabra planificación de los mercados financieros globales con la complicidad de instituciones internacionales y los gobiernos de diferentes países. Se puede leer la carta original, para contrastar, aquí (Fragmento 6 en pág. 7).

—–––ooo0ooo–––—

“6. Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente a Grecia o Portugal, a Argentina o Indonesia, la política económica de este gobierno sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía franquista, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales encabezados por Volkswagen, ENEL, Telefónica o Repsol, al que están ligados personalmente ministros y militantes de los principales partidos políticos.

Un aumento del 71% en los precios de la luz entre 2003 y 2013 define la magnitud de la restauración oligárquica emprendida por el bipartidismo liberal y neoliberal.

El espectáculo de una Bolsa donde en pocos días es posible para algunos ganar sin trabajar el cien y el doscientos por ciento, donde hay empresas que de la noche a la mañana duplican su capital sin producir más que antes, la rueda loca de la especulación en letras, valores ajustables, la usura simple que ya calcula el interés por hora, son hechos bien curiosos bajo gobiernos que venían a acabar con el “festín de los corruptos”. Desnacionalizando bancos se ponen el ahorro y el crédito nacional en manos de la banca extranjera, indemnizando a las concesionarias de autopistas y a ACS-Castor se premia a empresas que estafan al Estado, devolviendo las bocas de expendio se aumentan las ganancias de BBVA y Santander, rebajando las causas de despido se crean empleos en China y la India y desocupación en España. Frente al conjunto de esos hechos cabe preguntarse quiénes son los apátridas de los comunicados oficiales, dónde están los mercenarios al servicio de intereses foráneos, cuál es la ideología que amenaza al ser nacional.

Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados, no pretendiera que este gobierno busca el bienestar ciudadano, que Fernández Díaz defiende los derechos humanos o que el Ministerio de Sanidad ama la vida, aún cabría pedir al señor Rajoy que meditara sobre el abismo al que conduce al país tras la ilusión de ganar unas elecciones que, aun si encarcelara al último manifestante no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de seis años mueven la protesta del pueblo español no estarán desaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas.

Éstas son las reflexiones que en el tercer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de este gobierno, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.”

—–––ooo0ooo–––—

Rodolfo Walsh envió por correo la carta, fechada el 24 de marzo de 1977, a las redacciones de los diarios locales y a corresponsales de diarios extranjeros. El 25 de marzo de 1977 Walsh fue secuestrado por un “Grupo de Tareas” y desde entonces permanece desaparecido. La carta no fue publicada por ningún medio local, pero poco a poco se difundió en el extranjero. A partir de la reedición realizada en 1984, Editorial De la Flor la incluyó como Apéndice en todas las reimpresiones de “Operación Masacre”. (N. del E.).

Anuncios

3 comentarios el “La historia de la estafa se repite

  1. […] o desmantelando? Rodolfo Walsh, recordado recientemente por Verónica en su incisivo y necesario apalabrado, sentenció: «Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan […]

    Me gusta

  2. felix dice:

    Gracias por tu valiente comentario.
    Nada que objetar a lo escrito. Me parece un brillante diagnóstico de la enfermedad que sufre el país y va camino de cronificarse en todos y cada uno de nosotros..
    No hemos resuelto nuestras deudas con la historia, entre otras razones porque a las élites financieras no les interesó y ahora no lo van a consentir, lo que me induce a pensar que se puede repetir, como se va atisbando en el horizonte.
    Ha llegado nuevamente el momento de explotación de la clase trabajadora, especialmente de aquellos que antes de la crisis se creyeron clase media, y dejaron por el camino la conciencia de clase obrera.
    Gracias por difundir
    Salud

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Ya se ha repetido. El empobrecimiento de todo un país es el objetivo conseguido por esas élites que basan su riqueza en la pobreza ajena.

      Para prevenir un hipotético despertar de las conciencias es para lo que se dictan leyes mordaza y se proponen santas alianzas entre los dos partidos que sirven a los poderes económicos y financieros.

      Salud

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.