Mariano Vidriera Rajoy

transparencia

Ignoro qué tipo de pócima, qué mágico bebedizo, le han hecho tomar secretamente al presidente de mi país para que, como sucedió al Licenciado Vidriera de Cervantes, se vea él todo transparente. Sospecho que la redoma ha pasado de boca en boca por todos y cada uno de los miembros del gobierno y de la plana mayor del Partido Popular. Su pretendida lucha contra la opacidad y la corrupción me hacen sospechar que el seso ha huido de sus cabezas, que ha desertado la razón de esa banda dándola por imposible.

Pocos días ha necesitado el gobierno Rajoy para pintar de negro los pocos cristales diáfanos que aún quedaban en su España de miedo y oscuridad. Mariano Vidriera insiste en que una capa de negro es el remedio para que la luz entre a raudales en las tinieblas institucionales donde sólo él y los suyos se desenvuelven como vampiros en noche cerrada. Creo que no soy la única persona que percibe cierta insania o perversidad en la conducta del presidente, su gobierno y su partido.

Cospedal, Santamaría, Floriano y todas las voces autorizadas por Génova y Moncloa espetan a la ciudadanía que son paladines de la transparencia y campeones anticorrupción. Se sienten Vidrieras y son percibidos por la calle como los falaces charlatanes que son. Los Vidrieras han rechazado que se investigue en el Parlamento el pufo de Bankia, cuyo rescate se ha llevado por delante la sanidad y la educación, y los casos de corrupción porque “no es el momento”. Para ellos, es el momento de la opacidad, de la oscuridad, de la mentira, de volcar la responsabilidad en Zapatero, de la impunidad.

Mariano Vidriera ha conseguido correr una segunda cortina tupida sobre la inmundicia corrupta que se mueve en su partido evacuando de la Gürtel al juez Ruz. La primera cortina la corrieron apartando al juez Garzón del caso por unas ilegales escuchas telefónicas que ahora legalizan, como si de la dictadura china se tratara, sin permiso del juez. Vidriera el transparente, el de los discos duros borrados y los registros de entrada perdidos, no debe seguir al frente de un gobierno con el que tapa las miserias, y los delitos, de su partido y –quién sabe– de sí mismo.

La visita a China le ha servido también a Vidriera Rajoy para aplicar en España los dictatoriales métodos de control informativo y dificultar, mediante la Ley de la Propiedad Intelectual, el acceso de los españoles a la prensa en internet. Portales de agregadores de noticias (Google o Menéame) son víctimas de la LPI, al igual que las libertades de prensa, de empresa, de competencia o la innovación, como acertadamente expone Arsenio Escolar.

El presidente Vidriera, consciente de que sus medidas no son en absoluto populistas (DRAE: “perteneciente o relativo al pueblo”), siente miedo ante su destino electoral y lo combate con pánico, con la Ley Mordaza. Tras el Día de los Derechos Humanos, el católico Fernández Díaz ha aprobado una inhumana ley para castigar la defensa de los derechos cívicos. Desde hoy, en España, se ha perdido lo más transparente de una democracia: la libertad de pensamiento y expresión.

El aparatoso Portal de la Transparencia, inaugurado con confetis verbales y mediática parafernalia, nace tarde y tullido. El portal se queda en anécdota comparado con la transparencia ofrecida por Wikileaks y Edward Snowden y perseguida por la derecha mundial. En un ejercicio de suma transparencia, Mariano Vidriera se ha atrevido a anunciar a los parados, a los desahuciados, a los dependientes, a los mal asalariados que la crisis, su crisis, ha terminado.

10 comentarios el “Mariano Vidriera Rajoy

  1. felix dice:

    Mariano Vidrieras y sus acólitos de las sectas eclesiásticas y militaristas pretenden devolvernos a sus “gloriosos movimientos….”
    A fe que como no estemos vigilantes y con nuestros votos no lo consintamos volveremos a tiempos que mejor debieran estar enterrados, los tiempos, y desenterrados aquellos que los sufrieron.
    Esperemos que en un futuro no tengamos que hacernos la pregunta:
    ¿Quien le robó a este país la democracia?. Aunque fuera incipiente y una caricatura de lo que debiera ser.
    Salud

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Esa pregunta se la está haciendo cada vez más gente y la respuesta es más que evidente. El PP ha secuestrado la democracia a cara recubierta, con total transparencia.

      Salud

      Me gusta

  2. 7 dice:

    Reblogueó esto en Raciozinando.

    Me gusta

  3. Past dice:

    Somos ya muchos los que percibimos esa conducta insana en la conducta de Rajoy y su gobierno, pero desgraciadamente son bastantes más los que se dejan llevar y engañar por su estrategia machacona sobre su entrega al servicio de esta España que dicen haber rescatado, pero que en realidad han amordazado y encadenado a golpe de decreto aprobado por su terrible mayoría. Ay, ay.

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Lamentablemente, siguen teniendo un apoyo desmesurado para sus méritos. Parte de este país parece profesar una inquietante querencia a las cadenas y, en este sentido, el PP es quien mejor atiende esos deseos y las hace extensibles al resto de la población.

      Salud

      Me gusta

  4. licenciadocarrasco@gmail.com dice:

    En realidad, la Ley de Transparencia, no es mucho más que una “Ley de Apariencias” (y propongo que se llame siempre así; a las cosas por su nombre) con la que intentan vender unas cuantas cuestiones de pura forma y apariencia, sin tocar el fondo del asunto. Tocar el fondo del asunto implicaría entrar a saco en el sistema de corrupción del que ellos mismos son protagonistas.

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Acertado comentario.

      Sus palabras van por un lado y sus actos e intenciones por otro bien diferente. Son maestros en el arte del engaño y la manipulación, aunque cada vez menos gente les cree. Esperemos que sean sus últimas palabras, sus últimos actos, desde la posición de gobierno.

      Salud

      Me gusta

  5. nexuxseis dice:

    Reblogueó esto en ramonyops.

    Me gusta

  6. icástico dice:

    Menudo hijo de la gran, este Mariano Vidriera y sus acólitos. ¡Qué bien campa en medio de los ignorantes!, su caldo de cultivo, no me extraña que se obsesione con arrasar la educación, aunque prende fuego a todo cuanto frente encuentra. Tanto miedo a que con Podemos las grandes empresas abandonen el pais pero el “honor” ya le corresponde a nuestro desgobierno. Indignación ya es poca palabra para anteponer a fascismo. Somos los bufones de Europa.

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Corto te quedas. Estamos al mismo nivel que China en libertades, derechos, salarios, jornada laboral, etc. Mira por donde, los que rajan de los bolivarianos se miran en el espejo del capitalismo comunista chino, el peor azote de la humanidad que queda en el mundo gracias al provecho que sacan las economías occidentales del esclavismo oriental.

      Salud

      Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.