Cambiar de régimen

bipartidismo

Ajado, mustio y decrépito, el régimen bipartidista presenta síntomas de agotamiento y rauda desconexión de una realidad social que no es la suya. No hay más que oír los relatos del PP y del PSOE encorvados sobre un efímero pasado reciente no tan glorioso como lo pintan. Ambos prometieron cambiar el sistema que los engulló en una sopa boba salpimentada con dinero y corrupción. La hediondez que la ciudadanía percibe no llega a sus ilustres napias.

Hay savia nueva, savia que desestima los añosos vasos y las sarmentosas ramas que languidecen en la asilvestrada flora política española. Nuevos brotes han arraigado fuera del jardín, en las calles, que entusiasman a la juventud y a buena parte de los coetáneos de la transición. El aburguesado ocaso otoñal de la clase política profesional contrasta con la feracidad de opciones bisoñas aclamadas en las encuestas y temidas por su súbita conexión ciudadana.

El caduco régimen está arrugado, marchito, y sus injertos adquieren rápidamente la viciada textura que tratan de maquillar, como un botox que realza la dura huella del tiempo y la subraya. Los jardineros mediáticos ven la novedad como una mala hierba y la fumigan con métodos que no hacen sino vitaminar su crecimiento. Muestra de la decadente obsolescencia de estos métodos son los zafios y chabacanos discursos de Eduardo Inda o Miguel Ángel Rodríguez.

Se ha perdido la honestidad informativa en los medios del régimen. La pluralidad se ha reducido al aderezo de la servil propaganda que ocupa el espacio en otro tiempo habitado por la información. En Moncloa están tan fuera de la realidad, del tiempo y del espacio, que subestiman la información fluyente en las nuevas tecnologías. Los medios de plasma y papel, sus medios, son papeles mojados de muy mermada credibilidad que hoy se ven y leen con ojos de sospecha y nostalgia de objetividad.

La patronal del régimen, la misma que se beneficiaba del anterior a éste, es tal vez la que más teme un cambio, la que más tiene que perder. Los empresarios han conseguido revertir la realidad laboral a su estado en el siglo XIX, pero reclaman servilismo y derecho de pernada acordes con la caspa que resbala de sus engominados cerebros. Es por eso que el Partido Popular, quien mejor les sirve y más recibe de ellos, trata de acelerar en Bruselas la firma del TTIP.

El PSOE, endémico partido del régimen en riesgo de extinción, es el síntoma de la lenta agonía de esta anacronía monárquica parlamentaria que padece el país. Todas las encuestas, excepto la fabricada a medida por Alfonso Guerra, le asignan el papel de bisagra en una puerta que debiera girar a la izquierda y siempre lo hace a la derecha. En sus filas, nadie sabe a qué especie pertenece el partido y en la calle se identifica con un estepicursor que rueda y se arrastra según sople el viento, un molesto estorbo.

Está furioso el régimen, cabreado como un senil cascarrabias, histérico, iracundo, airado, colérico, y esto es peligroso para él y para el pueblo. Los síntomas de demencia le llevan a criticar a quien es seria alternativa tanto si aparece en la tele como si no, a acusarle de querer quemar iglesias y de aplaudir al Papa, de la firma de un contrato basura y de querer barrer la basura de Génova y Ferraz. Quizá no soporte este régimen que las personas recuperen su dignidad, su capacidad de soñar y cumplan con el deber ético de barrer y cambiar.

Anuncios

9 comentarios el “Cambiar de régimen

  1. Ahora, como lo de Venezuela no parece infundir mucho miedo en los sufridos votantes, recuperan el discurso de Podemos son amigos de ETA. No pueden ser más patéticos. Supongo que aún queda quien se cree la basura ¿informativa?, pero esta vez no les va a funcionar. Saludos.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      No sólo recuperan ese discurso para destruir rivales, sino para recabar votos. Creo que la derecha de este país necesita el terrorismo para seguir sacando tajada electoral y para justificar muchas de las leyes represoras que promueven y no precisamente para combatir el terror, sino para implantarlo en las calles: terror a identificaciones arbitrarias, terror a multas indiscriminadas, terror a recibir palízas impunes de policías que obedecen ciegamente, terror a que te hagan escuchas sin autorización judicial…

      Salud

      Le gusta a 1 persona

  2. felix dice:

    Lo que está pasando en este país no tiene nombre.
    Dicen que no es dictadura. ¿Que será?.
    A mi cuando personajes como los abajo citados dicen tales cosas no me suenan a democracia.
    Si sale un nuevo partido que pretenda aclarar las cosas, disipar, cuando no eliminar corrupción van a poner todos los medios para que no pueda acceder ni siguiera al congreso.
    De hecho ayer en la Sexta salieron tres prendas de la economía de este país, Alierta, telefónica, Brufau, Repsol, y el eficaz salvador de Bankia, Goirigozarri contandonos que con dos partidos estábamos muy bien, que si ganara Podemos “habría que enseñarles a hacer las cosas”
    O sea que hay que meterlos en el redil.
    ¿Y si no quieren? ¿cual será su alternativa?

    Salud

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Ya lo ves: cuando los políticos del regimen pierden la credibilidad, salen a escena sus amos para meter miedo en el cuerpo a quien quiera escucharles y a quien quiera creerse que no son ellos también corruptos y epicentro de la corrupción.

      Salud

      Me gusta

  3. 7 dice:

    Reblogueó esto en Raciozinando.

    Le gusta a 1 persona

  4. pika6 dice:

    Mi padre me comentaba como en los años veinte y treinta,los capataces de los patronos iban por las mañanas a las plazas de pueblos y ciudades a buscar jornaleros a dedo: tu,tu y tu,la jornada a 2 pesetas,vamos al carro… Hoy,Noviembre 2014,no estamos mucho mejor…

    Enviado desde mi iPhone

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      La cosa viene de lejos. Ya los faraones egipcios seleccionaban de entre el pueblo quiénes debían tener el hornor de arrastrar las piedras de sus pirámides, tradición que ha recorrido la historia a todo lo largo de la geografía en los cinco continentes. Reyes, dioses y aguerridos militares han contribuido a mantener el estatus quo.

      Salud

      Me gusta

      • pika6 dice:

        Gracias por ayudar a los desfavorecidos de la fortuna en este pobre y facha país,que pena da ver como los patronos han recuperado el poder absoluto.los Alfredos Berlinghieri de “Novecento” han vuelto a poner la bota en el cuello de los “Olmos”… Salud y suerte,la vamos a necesitar…

        Me gusta

      • Verbarte dice:

        Gracias a ti por leer y por pensar.

        Salud

        Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.