Rajoy en China

todo-un-eulo

Ya cansa, aburre y desespera. El presidente Rajoy, cuando no calla, cuando miente, es un disco rayado que reproduce los mismos surcos con el sonido cascado de una antigualla. Una vez más, ahora en China, él y su partido vuelven a las andadas verbales demostrando su total desconexión con la realidad y con la calle. España va bien. La economía crece gracias a la prostitución y la farlopa. Se crea empleo sobre el previamente destruido. Baja el paro descaradamente maquillado.

La alfombra roja de sangre indultada por Gallardón, al eliminar la Justicia Universal, ha recibido al presidente anticomunista en el paraíso del comunismo capitalista. Rajoy ha ido a China a vender alfalfa (dieta básica de su partido y los medios que lo apoyan), cine (industria apaleada por su partido y su gobierno) y lucha contra el crimen organizado (¿?). Los españoles no saben a ciencia cierta a qué ha ido el presidente a China.

Mariano ha visitado Tian’anmen, donde quizás ha recabado información de primera mano sobre cómo aplastar una protesta popular con tanques y ataúdes, la envidia de Fernández Díaz. En el Palacio del Pueblo, comunistas y liberales, Huawei y Telefónica, han firmado un acuerdo de colaboración acorde con la censura en internet practicada por los primeros y ansiada por los segundos. China es así y España quiere aprender.

Mariano se ha entrevistado con la número tres de Alibaba, líder de comercio electrónico, y es seguro que harán negocio aportando el PP muchísimos más de cuarenta ladrones. Para asegurar la rentabilidad de su empresa, Maggie Hu tiene previsto contar con la mano mangante del PSOE y de CiU. El potencial malversador del bipartidismo corrupto es así reconocido por la primera potencia mundial en corrupción institucional.

Mariano y las huestes empresariales que le acompañan van a recibir un máster en competitividad de la economía que más crece en el planeta. Los dientes del presidente y sus empresarios rayarán el suelo de la Gran Muralla al contemplar in situ los salarios y condiciones laborales de los esclavos amarillos, un daño a una de las maravillas del mundo sólo comparable al daño infligido a los trabajadores españoles.

Mariano, como los españoles, se ha hecho un lío a la hora de identificar al Jefe del Estado confundiendo al padre y al hijo. Juan Carlos II ha estado presente en China por obra y gracia del Espíritu Santo que preside los Consejos de Ministros. El federalismo republicano le ha hecho confundir al heredero de Franco con el capricho del Generalísimo ante el sonrojo de Rasputín Moragas, muy atento a la jugada.

Mariano volverá de China contento de haber honrado a quienes acaparan las deudas soberanas de la mayoría de los países, incluidos los EE.UU. La economía española seguirá al servicio de los acreedores y éstos protegerán al bipartidismo de alternativas peligrosas para sus intereses. Ya se ha visto en Escocia la campaña en favor del no llevada a cabo por la banca y las agencias de calificación. Si éstas fallan, quedan los tanques en la retaguardia, como en Tian’anmen.

Anuncios

7 comentarios el “Rajoy en China

  1. Rajoy está asentando en China las bases para nuestra España del futuro, que está a la vuelta de la esquina, por cierto. Tiene que aprender mucho de ellos porque es lo que quieren implantar: la china de Europa igual que Las Vegas de Europa en su momento. España se vende desde hace unos cuantos años por esos que son tan nacionalistas y llevan la España clavada en el corazón y se les saltan las lágrimas cuando ven ondear la bandera en un palito muy alto. Cuando hay pasta y va directa a sus bolsillos, esos mismo se dejan de sentimentalismos y mierdas. España se vende a costa de los pobres españolitos de a pie. Tenemos un AVE precioso que llevo tiempo pensando para quién será. Hay que parar esto. No soy creyente pero pondría gustoso unas velas a Santa Cabeza y rezaría todos los días porque nuestra España futura salga de las manos de estos mafiosos, tanto de un bando como del otro, y empecemos a levantar el país que merecemos ser. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      El objetivo de la estafa/crisis no es otro que competir con las economías asiáticas que están en proceso de salir de su peculiar Edad Media. El problema no es exclusivo de España, aunque sea la alumna más plicada de la clase: el sur de Europa sufre el mismo proceso de retorno a un neoesclavismo que, nada más caer el muro de Berlín y desintegrarse la Unión Soviética, preconizaron la Dama de Hierro y Reagan.

      España, la de Lázaro de Tormes, Don Pablos o Guzmán de Alfarache, tiene unas peculiaridades diferenciales respecto a los países compañeros de viaje que la enmarcan en una sempiterna corrupción y un servilismo estructural poco o nada esperanzadores.

      Los políticos lo saben, los poderes lo saben, los españoles de a pie parecen ser los únicos que lo ignoran.

      Salud

      Le gusta a 1 persona

      • Creo que cada vez somos más quienes lo sabemos. Las elecciones europeas demuestran algo. El problema siempre ha sido que no había alternativa, pero ahora que la hay, espero que la gente desencantada utilice la fuerza del voto. Otra cosa que pienso, con un alarmismo demencial por mi parte, es que si se les derrumba el asunto, nos salgan con alguna guerra chunga o algo así… Esperemos que la ciudadanía reaccione de todas formas y los ricos empiecen a repartir un poco.

        Le gusta a 1 persona

      • Verbarte dice:

        Los pelos como escarpias se me han puesto esta mañana escuchando por la boca de Rajoy “…el periodo de paz más largo de la historia de España…” en su comparecencia sobre el sunto catalán.

        Quien avisa no es traidor.

        Me gusta

  2. nexuxseis dice:

    Reblogueó esto en ramonyops.

    Le gusta a 1 persona

  3. Pero la cosa es criticar a los populistas y antidemócratas de Podemos por visitar las “dictaduras” latinoamericanas. Rajoy a China y mientras tanto Pablo Iglesias al Uruguay de José Mujica. No hace falta decir nada más. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      El Partido Populista es así. China es hoy lo más parecido al fascismo franquista que fascina al PP y lo más neoliberal del universo: puro capitalismo económico y social.

      Salud

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.