PSOE con pinzas

pinza

Como el cangrejo, a pesar de su cinco pares de patas, el PSOE no camina hacia adelante. Como el cangrejo, depende de las pinzas para capturar y manipular el alimento, para cortejar o para la disputa territorial. Como el cangrejo, su caparazón es de roja tonalidad en el imaginario colectivo, aunque se adapta a cualquier entorno. A diferencia del cangrejo, sus periscópicos ojos no le sirven para ver lo que se mueve a su alrededor.

El PSOE del siglo XXI está cogido con pinzas, atento a no caer del tendedero profesionalizado de la política que comparte con el PP donde ambos tratan de orear las manchas de corrupción, nepotismo, clientelismo y descrédito adquiridas en los últimos treinta años. El socialismo español no es reconocible desde que en los 80 mudó su exoesqueleto de camisa a cuadros y chaqueta de pana por señorial corbata y traje de pinzas.

El bipartidismo ha hecho la pinza a la ciudadanía, a la democracia, atenazándose mutuamente con discursos intercambiables y unísonos. Los picotazos de la Gürtel y los ERE o las puertas giratorias han cebado sus insaciables vientres y provocado desnutrición en quienes, por ello, hoy los rechazan. Ya no buscan el voto con nuevas mentiras en sus programas, nuevos despropósitos, nuevas tretas: ahora buscan el voto en el descrédito de la rebelión ciudadana.

Comparten padrinos, la Troica del mercado y las finanzas, y, sobre todo, comparten alarmas. El PSOE que hizo la pinza a la izquierda pactando con Pujol en 1993, que pinzó con el PP el artículo 135 de la Constitución, que pinzó su republicanismo coronando a Felipe VI, que hace pinza en la regeneración de un sistema degenerado por ellos mismos, ese PSOE habla de una pinza judeo masónica en su contra.

Pedro Sánchez, al igual que Juan Manuel Moreno en Andalucía, ha sido un gatillazo mediático que ha durado tanto como su silencio. Escuchar sus cuitas y temores, los desvaríos de Felipe González y Alfonso Guerra o la incomodidad de Susana Díaz cogobernando con IU, es escuchar un coro al que se le ha ido la pinza. Al PSOE de los últimos cuatro años se le han pinzado las vértebras y su esclerosis le conduce a un destino de mármol con fuerte aroma a ciprés y crisantemo.

¿Pinza PP-Podemos? Tal pinza no existe más que en las delirantes fiebres de un enfermo terminal que pregunta a los dioses por el origen de sus males en lugar de hacer memoria. El mes de mayo de 2011, la ciudadanía diagnosticó en las calles indignadas lo que el PSOE insiste en presentar como contubernio: “PSOE y PP, la misma mierda es”. No existía Podemos, la coleta era un fetiche vallecano y en Ferraz tecleaban la calculadora de la alternancia.

Los partidos endogámicos y adocenados no responden a las necesidades de la España del siglo XXI. La gente necesita avanzar hacia adelante, caminar hacia el futuro, y reniega de partidos que caminan de lado o, peor aún, hacia atrás. El PSOE necesita, más que cosméticas pinzas para despejar el entrecejo, pinzas y manos de cirujano. Hasta las europeas, muchos militantes y simpatizantes, los que se han ido, votaban al puño y la rosa con una pinza en la nariz. Cada vez le votarán menos mientras sea enemigo del aire fresco.

6 comentarios el “PSOE con pinzas

  1. felix dice:

    Suscribo de principio a fin el espectáculo que describes.
    El partido del chico mediático lleva el mismo camino que el Pasok en Grecia, ser una mera caricatura si mismo
    Sin embargo lo que mas me preocupa es aquello de que “El pueblo que olvida su historia, está condenado a repetirla”
    En estos momentos me parece preocupante el “noviazgo” entre Mariano el plasmático y Pedro el mediático, porque a la sombra del gobierno de concentración nacional propuesto por Felipe Gzlez están trabajando en ello, con el fin de arrebatarnos el poder a los que tanto miedo nos tienen, los ciudadanos
    Salud

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Cosas quedan por ver. Por lo pronto, ya está diáfanamente claro que ambos partidos han perdido la conexión con el pueblo, tan claro como para quiénes gobiernan y por qué lo hacen. Falta que la ciudadanía tome conciencia de que no nos representan y les dé la espalda en las urnas y en la calle.

      Sería un escarmiento y un aviso a navegantes que quieran repetir lo que ambos partidos han hecho con los españoles.

      Salud

      Me gusta

  2. Perfecto resumen del pasado y del presente. El futuro, ya lo veremos. Me quedo con esta frase: “La gente necesita avanzar hacia adelante, caminar hacia el futuro, y reniega de partidos que caminan de lado o, peor aún, hacia atrás.” Espero que el miedo que intentan infundir no nos confunda y decidamos, de verdad, cambiar nuestro país. Otra cosa será qué encuentren los nuevos (si llegan) al husmear en esas tripas viejas del poder y si eso desmoronará para siempre a estos partidos rancios que tanto huelen. Pero tiene que ser en las siguientes elecciones. Es un deseo, claro. Estoy harto de tanta basura en mi país, de que los mismos que enarbolan y besan con lengua la bandera, esos que se enorgullecen de su patria, al mismo tiempo la están pisoteando y vendiendo al mejor postor. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Verbarte dice:

      Así es, Toni. Si las cosas van bien, es imperativo auditar desde la Presidencia del Gobierno hasta la última concejalía pedánea de este país. Por ahora, tienen miedo a perder las elecciones y, con ellas, las riendas del enorme entramado político financiero y empresarial que está dejando en los huesos a la democracia y a la ciudadanía.

      Es esperanzador el panorama actual porque parece que una parte importante e indignada del pueblo ha raccionado. Pero hay que leer la historia, ejercitar la memoria, y prepararse para cuando las bestias empresarial y financiera despierten apeadas del poder. Cuando fueron desalojadas en Sudamérica o en la República española, las dentelladas de corralitos y desaprovisionamiento crearon el caldo de cultivo para recuperar el poder perdido.

      Salud

      Le gusta a 1 persona

  3. nexuxseis dice:

    Reblogueó esto en nexuxseis.

    Le gusta a 1 persona

  4. 7 dice:

    Reblogueó esto en Raciozinando.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.