El boulevar ibérico

Gamonal

Mientras políticos y banqueros entiban el canal de Panamá, el vecindario de un barrio obrero, con mayoría de votos a la derecha, está a punto de dinamitar la prima de riesgo. Dice Soraya que la recuperación “no casa” con las protestas sociales y lleva razón, porque Gamonal es un barrio viudo de sus derechos sin boda posible. Lo que temen Soraya y Valenciano, los usurpadores de la política, es que Gamonal reclama el derecho del pueblo a decidir en una democracia, que sí se puede.

España se ha reconocido en un barrio porque ese bulevar es un tramo del que recorre cada rincón del país como un sistema sanguíneo capilar. Cada ciudad, cada barrio, cada pueblo, cada aldea y cada pedanía tienen un constructor de cámara, un negociador alcalde, un policía municipal, una trapisonda y su trozo de bulevar. El modelo Gil y Gil es el vigente. ¿De qué sirve un Ayuntamiento si se puede gobernar desde el Club Financiero? El resultado es el mismo.

No hay miedo a contenedores ardiendo o a escaparates rotos, no hay miedo a comandos itinerantes o a capuchas desarmadas, los gobernantes saben que son milésimas porcentuales magnificadas y manipuladas. Y el pueblo también. Hoy, los miedos a la contundencia del poder uniformado están en clara desventaja respecto a la necesidad ciudadana de gritar para ser escuchada. Gamonal ha sacado a la calle a vecinos burgaleses, madrileños, granadinos, sevillanos logroñeses, ovetenses o vallisoletanos, vecinos de bulevar.

El miedo a la palabra ha sorprendido al partido del gobierno, desbordado y desnortado, atendiendo los focos prendidos desde Génova; sabe que el bulevar que les separa del pueblo está construido con cemento, desprecio y rapiña, una mezcla explosiva. Javier Lacalle y su PP han aprobado en una tarde la continuidad de las obras y su paralización definitiva, sintiendo bajo sus pies el calor de una imaginaria mecha. A 250 kilómetros de Gamonal, Botella y Cifuentes pelean como gatas a cuenta de un bombero que apagaba una llama burgalesa en Madrid.

El aparato propagandista del régimen ha quemado las fotos de Beirut en llamas como ilustración de las protestas en España. Ya nadie les cree, ni a unos ni a otros. Fraga perdió la calle siendo ministro de Gobernación y vicepresidente franquista. Aznar perdió la calle con mentiras de plastilina y sangre irakí. Rajoy va camino de perder la calle por las mismas esquinas que sus antecesores. La calle no era de Fraga, ni es de Fernández Díaz, ni de policías armados: era, es y será del pueblo cuando la toma y la prefiere a un bulevar.

Destaca, y quizás explique el giro a la derecha de los barrios obreros, el hecho nada sorprendente de que también el PSOE llevaba un bulevar en cada programa electoral. Con los cambios de gobierno siempre gana el donante donado, sobre todo si, amén de constructor, como Méndez Pozo, es amo de un medio de comunicación. Mire a Berlusconi, a Florentino, a Lara, a la Gürtel, a Bárcenas, a los ERE, al Palau, a la cosa real, personas y aconteceres que transitan por la zona ancha del bulevar ibérico dejando tras sus pisadas regueros inflamables.

España busca héroes para mitigar las derrotas de su población con imposibles sueños a los mandos de un Ferrari, manejando una raqueta o pateando un balón. Gamonal demuestra que no son incompatibles las pasiones con las necesidades, que se puede luchar antes o después de atender a los héroes de ficción y ser héroes anónimos. España lo sabe, los poderes lo saben, de ahí el miedo a que arda entero el bulevar y que se prefieran las porras a las mangueras para sofocar el incendio. Usar el miedo para combatir su miedo es un preludio del terror, más gasolina al fuego.

Anuncios

8 comentarios el “El boulevar ibérico

  1. Ernest dice:

    Ya quisiéramos estallido más de uno y de once mil, pero mal lo veo, no solo está el ejemplo de Gamonal…y el ejemplo de la plataforma contra las hipotecas de Ada Colau, y los ciudadanos de Ucrania hartos de abusos, parapetados como ejército haciendo retroceder a las fuerzas del orcen a golpe de palo, y los de Tunez, de Turquía, de Egipto..??? y qué..aun necesitamos más ejemplos???

    Si yo creo que saltaremos si no es por nosotros, habrá que hacerlo por nuestros hijos..porque menuda miseria les legamos.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Visto y comprobado que los grandes estallidos de este país tienen que ver con el compromiso futbolero o con tañidos de campanas. Para lo demás, se suele reservar la espera en la peluquería o la barra de la taberna y no en pocas ocasiones para zurrar la badana a quienes salen a protestar por las injusticias.

      Salud

      Me gusta

  2. […] Serra Cardona,  sikapt, Francisco Javier Obregón Gómez, Celemin, Benjamin Recacha, morganrcu, Vebarte, Carlos Galeón, Miguel Sánchez-Ostiz, Antonio […]

    Me gusta

  3. Blas Serés dice:

    Soraya no quiere ver que Su “recuperación” no “casa” con Gamonal ni con esa corriente que incipientemente por ahora se ha extendido a otras ciudades del país, lo grave es que ese estallido que en evitación de la actual asfixia se preconiza, habrá que encauzarlo sobre la marcha en aras de la integridad de la ciudadanía, la represión está preparada, los poderes fácticos no están por la labor de satisfacer la ciudadanía, los partidos de gobierno y otros, no pintan mas que en la medida de bulevares varios, acólitos de los fácticos, se hace necesaria “otra” coordinación social para evitar males mayores.
    Salut, Esparbé.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Desde que el PP accedió al poder, están fabricando una realidad de violencia, radicalismo y extremismo que tratan de emparejar con su artificial victimismo. Recuerda mucho a la CEDADE.
      Salud

      Me gusta

      • Blas Serés dice:

        La verdad es que victimismo en estos pájaros no veo, si mas bien prepotencia chusquedad y chulería casposa. Si a la CEDADE o mas atras Movimiento Nacional, FET y de las JONS, la CEDA, y si el PSOE acude en esa llamada de no amigo, en el mas turbio lerouxismo, al final, lo que está calando en toda Europa y nosotros llevamos la delantera, una caricatura de democrácia.

        Me gusta

  4. Pennship17 dice:

    Buen comentario. Como siempre.
    A ver si la valentia y la tenacidad de los ciudadanos de Burgos se contagia al resto de España. Y quizas al Mundo, que bien falta hace. Que buena infecion seria! O que gran ejemplo a seguir! A lo mejor hay esperanza para el futuro del pueblo Español que tristemente lleva ya años sufriendo la corrupcion, el abuso, y la incompetencia de los PP (y en cierta medida de la oposicion), quienes han ido (y continuan) destruyendo la vida y las ilusiones de los ciudadanos. Esta claro, que la unica respuesta viable es lo que estan dando en Burgos. Hay que manifestarse y ocupar y abuchear y paralizar y revelarse contra estos gobernantes que no tienen ni inteligencia, ni honra, ni conciencia.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Tarde o temprano llegará el estallido. Desde el PP lo llevan persiguiendo desde hace dos años alimentando la desazón ciudadana y apretando los cepos sobre las gargantas.

      Es cuestión de tiempo. Los ingredientes están en la cocina de la FAES.

      Salud

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.