Una llamada al exilio

Exilio

Con un ramo de esperanza entre las manos, la inocencia envuelta en celofán dorado y el pin del esfuerzo prendido en la solapa, la juventud espera en el andén el tren del futuro que la aleje de España. Billete de ida y vagón de mercancías para un viaje de incierto destino y difícil retorno. Atrás quedan el equipaje, las amistades, los deseos y los sueños, secuestrados en un país a merced de sus demonios.

Maltrecha está la patria que no ofrece a su juventud ni un jergón donde pasar la noche impuesta y ventilar las pesadillas insomnes de un presente harto repetido en los raídos ráiles de su historia. Vuelven nuestras nietas a estirar la decencia por debajo de las rodillas y vuelven nuestros nietos a compartir con los padres paseos por las plazas de los pueblos mendigando un jornal. Vuelven las parroquias a colmarse de necesitadas gentes acuciadas por el hambre entre mantos plateados y dorados ajuares de madres vírgenes. Las cámaras digitales vuelven a disparar en blanco y negro.

Los próceres continúan luchando por los suyos, familiares y compañeros de partido, banqueros y empresarios, afanados en repartir al pueblo las migajas de miseria que acreditan su papel de neto perdedor social. Vuelve la autoridad a imponer sus condiciones con criterios de miedos y amenazas a falta de un respeto que no merece. En la patria de la estafa, el dinero salta encabritado por las oficinas y los despachos de las mismas castas improductivas que siempre la han arruinado.

Quienes han optado por salir de España atrás se dejan las pinturas negras de Goya, los fotogramas de Buñuel, los espejos cóncavos del Callejón del Gato, el patio de Monipodio y el “vuelva usted mañana”. La delincuencia encopetada se mueve por hemiciclos y palacios con soltura y desparpajo haciendo cola en despachos y, si pintan bastos, con la solicitud de indulto bajo el brazo. No se inmuta Gallardón al tramitar la injusticia desde su ministerio ni le sonroja que venga avalada por el despacho de su hijo. España es así de trilera y de bastarda.

El cadáver de la patria se muestra más repuesto, según proclama el presidente Rajoy, se está recuperando y los buenos patriotas, aquellos que no huyen de la miseria y el dolor, así deben reconocerlo y agradecerlo. Quienes han salido del país o quieren hacerlo de inmediato no lo hacen porque no haya trabajo o porque el poco que hay sea para esclavos; no se marchan por el vacío que hay en los platos o por no tener un techo bajo el que dormir de prestado; lo hacen por espíritu aventurero y afán de conocer mundo.

Pero España aún puede recuperarse más, sólo faltan un par de detalles mínimos, sin importancia, dos insignificancias para que la felicidad nos embargue. El gobierno ya está en ello. Por un lado, hemos de comprender la vital importancia que el despido libre y gratuito tiene para el empresario y el mercado; por otro, es indispensable aceptar que los derechos cívicos son caprichos prescindibles en un mundo deshumanizado donde la propia muerte comienza a barajarse como salida.

Así las cosas, se avecinan días de insensata alegría, fechas en las que nos publicitan dorados sueños en metálico y estereotipos casposos envasados al vacío como señas de identidad del país menesteroso que somos. La lotería como panacea y el fiambre como auténtico patrimonio nacional. La suerte como reclamo y el chorizo como alternativa. Y todo ello ensalzado por rostros famosos que venden su imagen al mejor postor para que los mismos hagan caja a costa de los de siempre, que de eso se trata.

Vuelve, a España vuelve, sólo para navidad. Y luego vete. El gobierno te invita a la huida, al exilio voluntario.

Anuncios

18 comentarios el “Una llamada al exilio

  1. “…hemos de comprender la vital importancia que el despido libre y gratuito tiene para el empresario y el mercado; por otro, es indispensable aceptar que los derechos cívicos son caprichos prescindibles en un mundo deshumanizado donde la propia muerte comienza a barajarse como salida.” Resumido en tres líneas el verdadero programa electoral del PP. Añadamos la reforma franquista de la educación, la franquista ley de la patada en la boca, y la reaccionaria reforma de la ley del aborto y tendremos el pack completo. Tristes saludos.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Se te olvida la “moña” que adorna el pack: esos casi once millones de españoles y españolas que les han votado y la gran porción de esta cantidad que volverá a hacerlo.

      Salud.

      Me gusta

  2. Juan dice:

    “La suerte como reclamo, el chorizo como alternativa” y la luz con precios para dejarnos a oscuras. Nos dicen que hay luz al final del túnel, será la de otro tren que viene a arrollarnos.

    Ya lo sabes, me gusta lo que dices y escribes.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      A dos velas es como se va a quedar el país una vez que los recibos y las facturas se coman los salarios menguantes que la recuperación está propiciando.

      Hay que mantener como sea a las eléctricas para que puedan prestar un último servicio al país: activar la silla eléctrica con el gobierno en pleno sentado en ella.

      Salud

      Me gusta

  3. ESPAÑA HOY: miseria, hambre, paro, la gente buscando comida en los contenedores, salarios míseros, despidos gratis, pensiones de miseria, gente que se muere en los hospitales de hambre o por falta de atención médica ……..Rajoy dice que las medidas de su gobierno están dando sus frutos….por desgracia para España ES VERDAD.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Es lo único en lo que no miente Rajoy: los suyos están recogiendo todos los frutos sembrados en sobres y donaciones opacas. Unos frutos y unas reformas a la medida de la banca, la patronal y los chiringuitos montados y manejados por gente afín al Partido Popular.

      Salud

      Me gusta

  4. yeray dice:

    Ojalá que los que se vayan vuelvan para votar en las próximas elecciones…o que voten por correo…buscar la manera de que su palabra no se quede en la lejanía. Como ansío ver el día que metan en la cárcel a los que roban y engañan al pueblo. Y como deseo ver un día un portavoz del pueblo, que sea una persona humilde y honesta. Basta ya de ladrones y mentirosos.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      En España se produce el extraño fenómeno de que, con frecuencia preocupante, una parte del pueblo perjudicado por los gobernantes vota a quienes les perjudican.

      Esperemos que esta porción de votantes sea lo menos numerosa posible.

      Salud

      Me gusta

      • A por ellos, que son pocos y cobardes dice:

        Viendo la porquería y la corrupción que rezuma por doquier, ¿Quién nos garantiza que las elecciones no sean también pucherazos, al mejor estilo de las repúblicas bananeras?…

        Me gusta

      • Verbarte dice:

        El mayor pucherazo es fomentar la incultura y el distanciamiento del pueblo hacia los políticos. La abstención favorece a los poderosos y la manipulación atrae la mayoría de los votos que se emiten hacia quienes manipulan.

        Salud

        Me gusta

  5. madamebovary dice:

    Suscribo punto por punto, tristeza y rabia incluidas.

    Me gusta

  6. Blas Serés dice:

    Vuelve, no solo por Navidad, trae aire fresco al enrarecido de esta caverna que nos asfixia, no podemos permitir que no regresen lo mejor que da esta tierra, los que no admiten inclinar la cerviz, los que el entendimiento hace rebelarse ante tanta inmundicia en las esferas de poder, los que nos quedamos en esta débil resistencia ante el latrocinio institucional, os lo demandamos.

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Hemos permitido que se vayan y estamos permitiendo que no regresen. ¿Vale la pena volver a un país cuya principal seña de identidad es la docilidad y la sumisión ante las injusticias de los gobernantes?

      Salud

      Me gusta

      • Blas Serés dice:

        Es verdad que los índices de postración de la ciudadanía son inéditos en este país, por eso precisamente necesitamos de aquellos que por necesidad y también por rebeldía han ido al exilio que vuelvan, quizá no ahora, quizá otra navidad, este país siempre expusa lo mejor de sus hijos, si estos no vuelven la pura selección hará que los que queden aquí soportando la corrupción institucionalizada, quedemos contaminados aceptando una situación de país fallido.

        Me gusta

      • Verbarte dice:

        En nuestras manos debería estar la decisión de expulsar del país a quienes tanto daño hacen, pero se les vuelve a votar una y otra vez de forma machacona e irresponsable. Los poderosos lo saben y conocen las tretas para perpetuarse en el poder. España necesita una revolución que ponga a cada cual en el lugar que le corresponde, pero los españoles no destacan precisamente por su espíritu revolucionario.

        Salud

        Me gusta

Los comentarios están cerrados.