Aznar y Rouco: la momia y el exorcista

momiaexorcista

El exilio en España debería estar subvencionado para el ciudadano de a pie. A diario se ve cómo se exilia el dinero a espuertas en paraísos fiscales, cómo se exilian la ética y la decencia de este paraíso impune de la corrupción, cómo se exilia la producción al paraíso competitivo del tercer mundo, cómo se exilia la juventud sin futuro al paraíso de los minijobs europeos o cómo se exilian los sueños y las esperanzas del yermo paraíso de un bipartidismo estéril. La última exiliada parece ser la inteligencia de muchos personajes que ocupan cargos de responsabilidad.

Para solicitar asilo en cualquier país del mundo, bastará con acreditar la nacionalidad española y se disfrutará de inmediato del estatus de refugiado. Fuera de las fronteras hispanas se observa la actualidad del país y no pasa desapercibido el retorno de muertos vivientes, momias, vampiros, hombres lobo, espíritus y todo tipo de ectoplasmas a la escena pública. En el extranjero son compresivos con un país que a la estafa financiera suma la estafa democrática y lo que va camino de ser una estafa intelectual.

En pocos días, a los vampiros tipo Bárcenas o Urdangarín, al hombre lobo de educación, a la esfinge de sanidad, a los fantasmas de la troika o al zombi de la Moncloa, se le ha sumado la momia. La momia ha concedido una entrevista a una cadena amiga, con periodistas amigos, para señalar a sus enemigos, a los enemigos de España. Horror y terror. Los enemigos del mundo son los notarios de la corrupción que consintió en su otra vida, quienes heredaron su burbuja sin querer explotarla y, ¡oh Belcebú! el propio faraón al que situó en el vértice de la pirámide del PP.

La momia se ha desprendido de sus vendas purulentas para denunciar que todo el mundo está equivocado y que el universo entero conspira contra ella. Todo el mundo menos quienes desfilaron por el Escorial en la boda iluminada de su familia o quienes alquilan su talento después de cobrar por comprarle una medalla. La momia ha salido del sarcófago para reclamar a su partido que resucite el proyecto del faraón del Pardo y cumpla un programa que los españoles desconocían cuando se cerraron las urnas en las útimas elecciones. La momia ha interpretado los resultados de las urnas como un arma de votación masiva mal aprovechada por su partido para bombardear España.

Esperaba la momia que su intervención distrajese de la Gürtel, del rescate, de la estafa, de Bankia, de las preferentes, del robo sanitario y educativo, de la represión policial, de los desahucios, del paro, de las reformas laborales y del vendaval neoliberal. Acto seguido ha resucitado otro adalid de la libertad y la democracia para el que todo el mundo no sólo está equivocado, sino que, además, vive en pecado. Aparece el exorcista en la escena con agua bendita en una mano y un crucifijo en la otra.

Después de evangelizar desde el BOE con la LOMCE y el proyecto de ley del aborto, el director comercial del Vaticano en España, ante la demanda creciente de su parroquia, ha decidido crear una falange de exorcistas para proteger a España de Satanás. Después de las rogativas de diversos políticos para que el cielo solucione el paro, después de recomendar encender velas a los santos para aliviar los efectos de la crisis, después de crucificar la escuela pública, después de separar a niños y niñas y de aconsejar más decoro indumentario a éstas, ha llegado el exorcista para combatir al diablo.

En este país, el exilio emprendido por la modernidad exige defensas apropiadas para combatir a la tropa que nos gobierna y amenaza civil y espiritualmente. La parte creyente de la sociedad se aferrará al crucifijo para librarse de ellos, el resto deberá echar mano de ajos, estacas y balas… de plata, claro, o tomar el camino del exilio por higiene mental.

Anuncios

5 comentarios el “Aznar y Rouco: la momia y el exorcista

  1. John Lessone dice:

    Lo de la aparición de la momia en la cadena amiga me resultó una mezcla de terror y humor, como en el jovencito Frankenstein. De aquí a poco el siguiente movimiento que veremos sobre el tablero será la presentación de un nuevo libro, y como no, la consiguiente firma de libros en el corte inglés por parte del TutanMhamón del bigote rasurado…

    Me gusta

  2. Se han abierto tantas vías de agua que se antoja imposible evitar el naufragio. Leer, escuchar y ver se están convirtiendo en prácticas de alto riesgo. La realidad ha superado ya con creces a la peor de las ficciones imaginables y supone un ejercicio de insufrible dolor mental pensar en qué puede ser lo siguiente… Por imaginar situaciones alocadas, ¿no podrían aterrizar en Génova y la Conferencia Episcopal al unísono un par de platillos volantes de aquellos seres cabezones de ojos saltones tan monos que ideó Tim Burton para su película Mars Attacks?

    Me gusta

    • Verbarte dice:

      Más parece que vayan a aparecer los personajes de La novia cadáver. La verdad es que no paran y hoy nos hemos desayunado con la sexta entrega de Tiburón con Pons, Barberá y Camps en un entorno que habla por sí mismo.

      Me gusta

  3. Juan dice:

    ¿Se puede decir amén? Se evangeliza desde el BOE y se adoctrina desde el Telediario de La 1. Vivimos una época del regreso al pasado: en tiempos del dictador, por imponer se imponían hasta los ejercicios espirituales y estos, dignos herederos de aquellos tiempos, no quieren ser menos.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.