Españolizar puede ser imprescindible.

Wert lleva razón. Y no se puede usted imaginar el esfuerzo que me ha costado reconocerlo. Trataré de explicarlo con un par de sencillos ejemplos.

La solución para muchos de los males que acechan a España está en sacar pecho y españolizar todo lo que se ponga a tiro. La tradición españolizadora de este país es la más solvente del mundo, AAA+, y presenta en su currículum una aquilatada experiencia que le llevó a españolizar toda la superficie de la tierra que era capaz de alumbrar el sol desde el levante hasta el poniente. Fue Felipe II quien obró la proeza de que en su imperio no se pusiera el sol.

Lleva razón Wert, aunque quizás su corte ideológico le haga confundir el ensalmo españolizador adecuado. La españolización rancia que propone, basada en una lectura neofranquista de la realidad peninsular, va camino de obtener unos resultados contrarios a los que pretende. La imposición dogmática desde la intransigencia que propone, falsamente amparada en la mayoría absoluta provisional que disfruta su partido, radicaliza la postura de quienes son presentados como enemigos de dios, de la patria y del rey.

España (su pueblo, no sus políticos) debería plantearse, como solución a la estafa que soporta hoy, la españolización de la banca. No es democrático que el estamento financiero actúe, como lo está haciendo, hurtando la cartera a millones de personas con el fin de sanear los pocos bolsillos privados y extranjeros que están engordando, a costa de la deuda externa española, muy por encima de sus posibilidades. No sólo no es democrático, sino que no es ni siquiera legal. Españolice la banca, señor Wert. Españolícela y no consienta que Merkel germanice nuestras vidas.

España debería plantearse españolizar la iglesia. La iglesia católica consume demasiados recursos públicos para adoctrinar la escuela cuando en la mayoría de los países esta labor la realiza con recursos propios y a quienes se prestan a ello voluntariamente. Españolizar la iglesia supondría hacerla participar con la mismas reglas que a otras entidades y que los multimillonarios donativos captados en criptas, catedrales o conventos coticen como manda hacienda. El dinero robado por el electricista de la catedral de Santiago, no denunciado por el obispo, es la punta del iceberg de una inmoral bolsa de millones de euros negros que se mueven entre sotanas camino del Vaticano, verdadero paraíso fiscal. Españolice el Acuerdo con la Santa Sede y recupere cerca de 11.000 millones del estado laico.

España necesita españolizar sus empresas haciendo ver a sus dueños y señores las ventajas de producir en España, creando empleo y riqueza al alcance de la mayoría de los españoles, en lugar de buscar el beneficio rápido y desmesurado que les convierte en modelos a seguir de la lista Forbes, con alguno de ellos aupado al podio de la misma. Españolice las empresas, señor Wert, hágalas útiles para España impidiendo que sus ganancias naveguen apaciblemente por los paraísos isleños de Caimán, Bahamas, Bermudas o Barbados. Españolice su producción y su ética empresarial.

Y ya puesta a pedir, españolice al gobierno de España del que usted forma parte para que cumpla el mandato del pueblo en lugar de acatar las órdenes de los estafadores del FMI y del BCE. Españolice la sanidad, la educación y las cuentas del estado a la medida de quienes pagan impuestos en lugar de limpiar los impuestos para satisfacer a inversores extranjeros. Españolice a sus compañeros y compañeras: haga que se pongan el traje de luces o la mantilla con la humildad del pueblo llano, en lugar de hacerlo con la hipócrita altanería decimonónica de aristócratas sin título nobiliario.

Señor Wert: ponga una bandera de España en su conciencia, no un trapo rojo y amarillo, y comprenderá que la auténtica bandera de los españoles es multicolor, multicultural y, sobre todo, libre y soberana. Límpiese ese franquista españolismo de hojalata que le ensucia la mente y la boca y comprenderá que el diálogo une más que la imposición a las bravas.

Españolice, Wert, defienda la españolización adecuada, imponga la nacionalización, nacionalice.

Anuncios

2 comentarios el “Españolizar puede ser imprescindible.

  1. Alejop dice:

    Este año el ministro Wert realizara el cambio de horario después del cual estaremos en 1939

    Me gusta

  2. etcnoticias dice:

    Con tu permiso, me cuelo y os invito a participar en una encuesta para ayudar a Wert a españolizar su apellido:
    http://etcnoticias.com/2012/10/13/tras-espanolizar-a-los-ninos-catalanes-el-ministro-wert-pide-ayuda-para-espanolizar-su-apellido/

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.