El gobierno impone los cuernos.

Que Mariano Rajoy está lampando por dar la vuelta al ruedo ibérico no es noticia y no anda lejos de materializarse su deseo con la ayuda de los subalternos de ABC, los monosabios de La Razón y los mozos de espadas de Intereconomía. Falta saber si el público de la plaza agitará los pañuelos blancos reclamando las dos orejas y el rabo de Rajoy, no del toro.

Están de enhorabuena los movimientos Pro Vida que han visto al diestro Gallardón dar media verónica a la ley del aborto, aprobada en su día por el parlamento con 184 votos a favor, 158 en contra y una abstención, y brindar la faena a la Conferencia Episcopal. El integrismo religioso aplaude puesto en pie en el tendido de sombra mientras vitorea a coro su rechazo a la muerte, su defensa de la vida.

Están de enhorabuena también la AVT y el tendido radical de la derecha del coso porque Jaime Mayor Oreja, que no se ha cortado la coleta, y la diestra, diestrísima, Esperanza Aguirre han saltado a la arena con el capote del terrorismo para exigir el descabello y arrastre de Bolinaga. Medio PP se ha levantado de sus asientos mugiendo desde la barrera contra el indulto concedido por el presidente, del gobierno y de la plaza, siguiendo los dictados del reglamento taurino vigente. Los autoproclamados defensores de la vida reclaman el uso del verduguillo.

Están de enhorabuena los beneficiarios de la privatización sanitaria que, desde el tendido de sol, observan extasiados las manoletinas con que Ana Mato engaña al morlaco inmigrante (olé) y las chicuelinas con que esquiva al miura crónico (olé), apartándolos de la sanidad pública y dejándolos listos para el tercio de varas del repago y el tercio de banderillas de la no asistencia sanitaria. La faena de esta torera, con apellido esclarecedor de posibles dudas, es un brindis por la enfermedad y la muerte a cambio de dinero.

Están de enhorabuena los ganaderos y empresarios taurinos que ven llena la plaza y su taquilla a reventar ante las expectativas que la reforma laboral les trae de abarrotar las plazas de un público empobrecido y desahuciado que les aplaudirá cada vez que ofrezcan un sueldo miserable a cambio de una oportunidad para torear el desempleo. Más cornadas da el hambre y muchos damnificados saldrán de la plaza a hombros de sus allegados, camino del cementerio, con la femoral destrozada por la necesidad y el hambre.

Están de enhorabuena los alguacilillos, autorizados por Fernández Díaz para castigar a los defensores de la vida animal, de todas las vidas, que saquen pañuelos a la presidencia en señal de protesta por el toro afeitado que ha salido del chiquero para ser toreado por el banquero estafador que se pone el rescate por montera y usa la educación y la sanidad como cobardes burladeros.

Están de enhorabuena los pirómanos que han organizado su particular novillada aprovechando que el gobierno ha dejado, este verano, como retén de incendios a la cuadrilla del bombero torero. Los toros embolados han salido en estampida y han esparcido el fuego purificador por los cuatro costados de la piel de toro mientras los aficionados a la especulación urbanística agitan los pañuelos extasiados por la faena. Un auténtico desprecio a la vida de los bosques y los montes incinerados, a medias, por dementes y por el descuido gubernamental.

No estamos de enhorabuena quienes no sabemos apreciar los supuestos valores culturales, económicos y ecológicos que el maletilla Wert aduce en defensa del inmundo espectáculo de sangre y muerte que se ofrece en una corrida de toros. Ya lo expresé hace unas fechas con motivo del caso Bretón.

Esta tarde, entre avisos de rescate, indigestión de parados y otras amenazas que la realidad nos impone, el gobierno, este gobierno que cada tarde nos torea, volverá a ofrecer una corrida de toros en esa televisión que ha privatizado para su partido.

Y lo hará en horario infantil, para crear escuela.

Para esto sí hay dinero y subvenciones.

Hay que darle ya un aviso a la presidencia para que dimita.

Anuncios

2 comentarios el “El gobierno impone los cuernos.

  1. Jose Camacho dice:

    No lo has podido resumir o expresar mejor. Enhorabuena

    Me gusta

  2. Past dice:

    Brillante. No se me ocurre otra cosa

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.